Inspeccionar regularmente tus tijeras de podar eléctricas es crucial para mantener su funcionamiento óptimo y prolongar su vida útil. En los siguientes puntos, exploraremos los pasos clave para realizar una inspección completa de tus tijeras eléctricas facilmente antes de usarlas.

Sigue los siguientes pasos para tenerlas en buenas condiciones y que no pase nada cuando vayas a realizar la poda:

Verificación Visual

Antes de comenzar cualquier trabajo de poda, es esencial realizar una verificación visual exhaustiva de tus tijeras de podar eléctricas. Examina detenidamente el estado general de la herramienta, prestando especial atención a las cuchillas, los mangos y los mecanismos de corte.

Prueba de Funcionamiento

Una vez completada la verificación visual, realiza una prueba de funcionamiento para asegurarte de que las tijeras de podar eléctricas operen correctamente. Enciende la herramienta y observa su rendimiento, prestando atención a cualquier ruido inusual o vibración excesiva que pueda indicar un problema.

Inspección de las Cuchillas

Las cuchillas son el componente más crítico de las tijeras de podar eléctricas. Examina su estado de afilado y asegúrate de que estén libres de óxido o residuos vegetales. Si es necesario, afila las cuchillas siguiendo las instrucciones del fabricante.

Revisión de los Mecanismos de Seguridad

Verifica que los mecanismos de seguridad, como los protectores de cuchillas y los sistemas de bloqueo, funcionen correctamente. Estos dispositivos son fundamentales para prevenir accidentes y lesiones durante el uso de las tijeras de podar eléctricas.

Lubricación y Mantenimiento

Finalmente, asegúrate de lubricar adecuadamente los puntos de fricción y realizar cualquier mantenimiento preventivo recomendado por el fabricante. Esto garantizará un funcionamiento suave y prolongará la vida útil de tus tijeras de podar eléctricas.

Si quieres leer más sobre Cómo y con Qué lubricar tus tijeras tenemos un artículo sobre ello que puedes leer en el siguiente enlace: